domingo, 14 de enero de 2018

Los sueños de nuestras máquinas


Yoshua Bengio, experto en "machine learning"
"Para que las máquinas puedan aprender de una manera similar a los humanos, necesitamos avanzar  en nuestras investigaciones sobre aprendizaje autónomo.

Una manera de establecer la capacidad de aprendizaje de una computadora consiste en presentarle muchas imágenes, por ejemplo, de distintos modelos de autos y luego pedirle que ´sueñe´ con un nuevo modelo, es decir que imagine un nuevo modelo de auto que no haya visto nunca antes. Si la computadora responde entonces con una imagen razonable y detallada de un auto, que es a la vez distinta a todos los autos que había visto antes, entonces eso significa que ha la computadora ha comprendido la naturaleza de un auto, el significado de qué es un auto a un nivel suficientemente de profundidad.

Esto ya lo hemos logrado. Nuestras computadoras ya sueñan, pero lo hacen aún de manera difusa. Sus sueños no son aún lo nítidos y ricos que quisiéramos. Los humanos somos capaces de imaginar, durante nuestra vida cotidiana, experiencias que aun no hemos vivido. Hacemos esto todo el tiempo, continua e inconscientemente. Por  ejemplo yo soy perfectamente capaz de imaginar las consecuencias que tendría para mí meterme en una calle manejando de contramano. Afortunadamente, no necesito pasar personalmente por esa experiencia para reconocer su peligrosidad.

Pero si nosotros, como humanos, sólo puidiéramos aprender como las computadoras lo hacen actualmente entonces no seríamos capaces de preveer ese tipo de situaciones. Nuestra imaginación nos permitiría solamente imaginar permutaciones interminables de situaciones que ya experimentamos.

Nuestro objetivo con la investigación sobre el aprendizaje autónomo es ayudar a las computadoras a soñar, a que puedan usar su conocimiento para predecir lo que puede ocurrirles en el futuro, no solo para generar permutaciones del pasado.

Esta es una habilidad mental crítica, no solo para la inteligencia artificial. Es, de hecho, el impulso que lleva a la ciencia tal como la conocemos a ser lo que es. El objetivo del método científico es la generación de  explicaciones causales genéricas a partir de una serie de obsrevaciones limitadas.

En otras palabras, nuestra meta es crear máquinas que funcionen como pequeños científicos, es decir: como niños pequeños. Tal vez nos tome décadas llegar allí, pero esa es el punto al que lleva nuestra actual trayectoria de investigación."

-Yoshua Bengio, en el reciente libro de O´Reilly titulado "El futuro de la inteligencia artificial"

The Future of Machine Intelligence

jueves, 11 de enero de 2018

El Señor de los Anillos: TIMERMAN, FRODO, SARUMAN

Ante esta noticia que estuvo dando vuelta en los diarios esta semana...


Recordé esta escena que ocurre hacia el final de "El Señor de los Anillos", de J.R.R. Tolkien. El contexto es el siguiente:  Frodo se encuentra con Saruman en la Comarca de los Hobbits. Saruman le dice que está contento por todo el mal que ha hecho:
"He hecho muchos daños en vuestra aldea" -dijo Saruman- "que os será difícil reparar o deshacer aún durante todas vuestras vidas. Y será un placer para mí recordarlo, y resarcirme así de las injurias que he recibido."
"Bueno, si eso te da placer... " -respondió Frodo-, "Te compadezco. Aunque me temo que será solo un placer en el recuerdo. ¡Márchate de aquí inmediatamente y no vuelvas nunca más! ¡Márchate de aquí, Saruman y por el camino más corto!"
Saruman se volvió como si fuera a partir... Pero en el momento en que pasó cerca de Frodo, un puñal le brilló en la mano, y lanzó una rápida estocada. Pero esta rebotó contra cota de malla que Frodo llevaba oculta bajo sus ropas, y el puñal se quebró en dos, con un golpe seco. Una docena de hobbits, con Sam a la cabeza, se abalanzaron sobre Saruman y lo derribaron. 
-"¡No, Sam!" -lo frenó Frodo- "No lo mates, ni siquiera ahora. No deseo verlo morir de esta manera indigna. Ha perdido su paz y su salud, y devolvérselas está ahora más allá de nuestro alcance. Pero perdonémoslo y dejémoslo ir, con la esperanza de que algún día pueda recobrar ambas..
Ante estas palabras, Saruman se irguió. Clavó sus ojos en Frodo. Tenía una mirada extraña: mezcla de admiración, de respeto y de odio:
--"Has crecido, mediano"--le dijo a Frodo--"Sí, has crecido mucho. Te has vuelto sabio, y cruel. Me has despojado de mi venganza, y encima de eso mi vida será a partir de ahora un camino de amarguras, sabiendo que te la debo a tí. ¡A tí, y a tu compasión! ¡La odio tanto como te odio a ti!"
-J.R.R. Tolkien, THE LORD OF THE RINGS