sábado, 4 de abril de 2015

El Libro Negro de Carmarthen: hallan rostros misteriosos y poemas secretos en un manuscrito del siglo XIII

Investigadores de la Universidad de Cambridge quedaron sorprendidos y un tanto perturbados cuando, al enfocar con una lámpara especial el Libro Negro de Carmarthen (Llyfr Du Caerfyrddin) uno de los manuscritos más importantes del medioevo británico,  se encontraron con dos rostros que parecían estar devolviéndoles la mirada con la misma intensidad  a través de los siglos.



"Estábamos examinando el texto bajo la luz ultravioleta" -recuerda el Profesor Paul Russell, director del proyecto- "Cuando, de repente, nos encontramos con el dibujo de dos rostros en el margen inferior de una página. Fue bastante perturbador, realmente. Sentimos que ellos nos estaban mirando a nosotros. Pensamos: ´¿quiénes sóis?´"



Esa pregunta no tiene aún respuesta, aunque hay algunos indicios: al lado del dibujo de ambos semblantes figura el nombre de una de las familias que fue alguna vez dueña del libro. Acaso esos dos rostros, hoy anónimos, corresponden a quienes una vez fueron lectores asiduos de estas páginas.

La luz ultravioleta reveló, en todo caso, mucho más que esas ilustraciones: permitió acceder a una enorme cantidad de notas manuscritas que habían sido borroneadas -se presume- en el siglo XV. Esas notas no solo permitirán entender la mentalidad de los lectores de este curioso volumen a lo largo del tiempo, sino que contienen material valioso de por sí. El equipo detectó incluso un poema completo en galés, hasta ahora desconocido.

El Libro Negro de Carmarthen data del siglo XIII, y es una recopilación de poemas de esa época. Es, por lo tanto, el libro más antiguo escrito únicamente en el antiguo idioma celta del País de Gales que ha llegado hasta nuestros días. Entre sus aproximadamente cien páginas, figuran varias referencias, que se cuentan entre las más tempranas que se conocen, al Rey Arturo y al Mago Merlín. El nombre del libro no se debe por lo tanto a los textos que contiene,  que no resultan especialmente oscuros ni esotéricos (varios, de hecho, son odas y elogios), sino al color de su encuadernación.

La investigación comenzó cuando Russell y sus estudiantes detectaron manchas de tinta desplazada en los márgenes de muchas de las páginas del libro. Formularon entonces la hipótesis de que se trataba de textos que habían sido borrados. Eso los llevó a intentar leer utilizando luz ultraviolenta, enfoque que se vió coronado por el éxito. El Profesor Russell (que enseña en el Departamento de Estudios Anglosajones, Celtas y Nórdicos de la Universidad de Cambridge) manifestó sentirse entusiasmado por los hallazgos, y agregó: "Haber podido acceder a estos textos en un libro que tiene 750 años de antiguedad es algo increíble. Ahora que sabemos que existe todo ese material, hay muchas técnicas que podemos utilizar para recuperarlo".

Russelll y su equipo planean continuar analizando a este antiguo libro, utilizando todos los recursos tecnológicos a su alcance para seguir develando sus secretos.

Para seguirme en Twitter:
 






4 comentarios :

  1. Maravilloso articulo. Me obligó a buscar mas en otras fuentes. Mil gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es asombrosa la diferencia de la misma página (91) vista con luz visible.
    Puede bajarse en pdf el libro completo
    http://www.wdl.org/es/item/4056/
    Aqui se aplica la metáfora de Campoamor
    ".......todo es según el color / del cristal con que se mira", en este caso con el color de la luz que se ilumina
    Gracias Martín

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante. Le pasaré el enlace, a un joven amigo virtual, residente en Málaga, en cuya Universidad, está cursando el profesorado de historia y en especial, la del medio evo. Feliz Pésaj. Muchas gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  4. WOW!!! Excelente entrada :) ¡Esto se ve interesantísimo!

    ResponderEliminar