martes, 13 de enero de 2015

El secreto de la longevidad, custodiado por una ballena que vive 200 años

La mayoría de los mamíferos vive mucho antes de alcanzar los 100 años de edad, pero una especie de ballena, la ballena boreal, es capaz de evitar el cáncer y las enfermedades cardiovasculares para llegar a los dos siglos de vida. Se trata, de hecho, del mamífero más longevo del planeta. 

Y esto ocurre a pesar de que las ballenas boreales llegan a tener 1000 veces más celulas que cualquier ser humano. Todo esto parecería indicar que esta especie de cetáceo ha desarrollado, a través de millones de años de evolución, mecanismos específicos de defensa que los protegen del cáncer y de los estragos de la edad, 

Científicos de Estados Unidos y Gran Bretaña han secuenciado y analizado el código genético de esta especie en busca de esos mecanismos biológicos, que les permiten vivir una vida tan sana y extraordinariamente larga. Según João Pedro de Magalhães, lider del equipo británico, el objetivo último de su investigación es aplicar los resultados de estos análisis en humanos para conferir a nuestra especie los mismos beneficios de longevidad. 


El próximo paso hacia esa meta será insertar genes de la ballena boreal en ratones para ver si esto impacta en su longitud de vida. "Creo que al estudiar especies tan longevas como la ballena boreal, podremos identificar nuevas técnicas de mantenimiento y reparación celular que nos permitirán tener vidas más largas y saludables," -afirma Magalhaes- "Si logramos aplicar estos conocimientos en humanos, tal vez logremos mejorar la salud y la vida de la gente." Y se esperanza con los horizontes que vislumbra: "A largo plazo, lograremos tal vez identificar estos genes de especies particularmente longevas, para luego utilizarlos con fines terapéuticos."  


El genoma de la ballena boreal -agregó el científico- es además el primero de una ballena que ha sido secuenciado por completo, de manera que esta nueva información nos permitirá acaso comprender también las adaptaciones fisiológicas que estas ballenas utilizan para mantener en funcionamiento sus sistemas anatómicos de tan gran tamaño.


1 comentario :