miércoles, 31 de diciembre de 2014

Pepe: su voz y sus silencios. Esto Que Pasa.

Con Pepe y Nati López, en la Feria del Libro 2014

Acabo de terminar mi última columna en Esto Que Pasa.

Fue una despedida cargada de significado.

Se cerró hoy un ciclo que nos acompañó literalmente durante décadas.
Esto que pasa comenzó en 1985.

Y se termina exactamente HOY, AHORA.

Es por eso que estoy realmente conmovido y quiero verter a texto lo que dije recién por la radio.

Hay muchas clases de silencios. Silencios de desgano. Silencios de tedio. Silencios porque no hay nada que decir.

Y luego, están los silencios con sentido.  Los silencios de Pepe.

Esos silencios que cuento entre los más grandes dones que me deparó su amistad.

Sé que esto debe sonar extraño para los oyentes, para los cuales Pepe fue más que nada una voz, que los acompañó e invitó a pensar y a debatir constantemente.

Por eso creo que es importante que comparta estos con todos ustedes:

Cuando, en medio de una conversación, Pepe NO hablaba, eso era un momento especial. 

Paradójicamente, que Pepe no dijera nada como respuesta era algo mágico.

Porque cuando Pepe callaba no era porque no tuviera nada que decir. Todo lo contrario: Pepe callaba únicamente cuando uno le decía algo que le resultaba interesante.

Entonces, en medio de la conversación, te miraba fijo. No decía nada. Agarraba sus anteojos o algún papel o lapicera. O lo que fuera. Y jugueteaba con ellos, mientras te seguía mirando fijo. Muy fijo. En silencio. En una pausa que podía durar unos segundos, medio minuto o varios minutos.

Y yo aprendí con el tiempo que esos silencios eran lo mejor que podía pasar en una conversación con Pepe:  cuanto más le interesaba a él lo que había escuchado, o más hondo le llegaba, más se extendían esos segundos. Se te quedaba mirando fijo. Pensaba. Procesaba. Y recién después contestaba.

Y ese silencio no estaba teñido de pomposidad, ni de distancia. 


Todo lo contrario, era el resultado de tomar muy en serio al interlocutor. Era una pausa llena de afecto y de significado. En un mundo de tanto barullo, de tanta sanata, de tanta palabrería vana, Pepe llenaba los silencios de sentido.



Ahora Pepe nos dejó en silencio, un silencio -y hay que aceptarlo, porque duele- más extenso, más definitivo que lo que jamás hubieramos querido. Pero sé, y me siento responsable de decírselos a todos los que me leen, que a Pepe le fastidiaría sobremanera que nos pusiéramos melancólicos. Nos diría "No rompan la paciencia." O algo más fuerte 

Hace unas semanas se hizo un homenaje a Pepe, en el que los que lo conocimos recapitulamos la vida de Pepe y le dijimos colectivamente "Hasta siempre". 

Luego de terminar, estábamos todo el equipo de Esto Que Pasa sentados en una misma mesa. Y yo le dije a Tato Young: "¿No notás algo raro? ¡No estamos tristes!" 

Y no lo estábamos, porque cuando uno recuerda a Pepe lo extraña. Pero -hay que tenerlo claro- lo extraña por la ausencia que siente uno. No por él, que tuvo una vida plena, rica, pródiga, 

Citando a María Esther Vázquez:

"Porque no somos nosotros los que perdemos a los que se han ido. Son ellos los que se alejan y nos abandonan a la aridez rutinaria de los días...  amigo admirado y admirable, querido maestro, desde la orilla misteriosa donde estés soñándote en tus sueños, no nos dejes caer, no nos olvides." (*)

Pepe fue una persona inteligentísima que recorrió el tiempo y el espacio, viajó, escribió, debatió, investigó. Tuvo una vida plena, prolífica. Vivió con integridad y se fue con entereza. Dijo y pensó siempre como quiso. Recibió afecto y amor a raudales. Tuvo hijos y nietas. Y sobre todo compartió sus ideas y sus palabras con todos nosotros.

Entonces, podemos pensar que Pepe se ha callado y ahora como solía hacer- nos mira fijo. 

Nos toca a nosotros la seria y urgente responsabilidad de poblar ese silencio de sentido.

Por suerte, está clara la manera de hacerlo: Intentando ser un poco mejor cada día, y edificando para mejorarnos a nosotros, y al mundo, de la manera que cada uno de nosotros compartió con él.

En mi caso será la cultura, la tecnología, los libros. Para otros, será el interés por las plantas y los espacios verdes, y para aún otros acaso la política, o las calles de Buenos Aires.

Nos toca seguir edificando. Tenemos que estar a la altura y estar contentos por ello, y seguir construyendo, porque esa es la manera en que se mejoran el mundo y la vida de cada uno de nosotros.

Y así los días por venir estarán llenos de todo lo compartido, y plenos de lo que quedó.

Y Pepe, donde sea que esté, sé que estará contento también, viendo y pensando qué es lo que hacemos nosotros con todo esto.

Con todo esto que pasó, y con todo esto que pasa.

A los amigos y familiares de Pepe, al equipo de producción, a todos los oyentes, y lectores: GRACIAS.

Un abrazo y feliz 2015.

-Martín Hadis

(nota: El texto citado pertenece a "Desde la misteriosa orilla", de M.E. Vázquez, incluido en Borges: Sus días y su tiempo.)

PS: Disculpen las faltas, si las hay. Escribí este post muy rápido, y espontáneamente.

martes, 30 de diciembre de 2014

El tema del verano

Ayer leí esta nota en La Nación, que me dejó pensando:



Está claro que en Punta del Este "el" tema más mentado por la población turística jamás pertenecerá a la astrofísica, ni tendrá que ver con los últimos avances en ingeniería genética, o el destino de la especie humana. Pero conceder por escrito que los precios son el "tema excluyente" de la temporada, es casi una admisión de que el turismo en esa península ha logrado alcanzar, colectivamente, un nuevo cénit de idiotez.

Según se afirma "consideran insólitos algunos valores; un licuado se puede pagar hasta $300 y la nafta está tres veces más cara." Nada como pasarse una temporada entera hablando del precio de un licuado, como tema excluyente. De un licuado, o de la nafta. Alternadamente, o seguido. Nafta, licuados. Licuados, nafta. Que caro está todo. Evidentemente, pertenecer tiene sus privilegios. 

Pero la nota enseguida va por más. Habla de "sorpresa"  y "nuevas estrategias."  Eso me encantó: justo estaba pensando hacer un curso on-line sobre el nuevo orden mundial, en Coursera, dictado por la Universidad de Leiden. Pero me dí cuenta de que no lo necesito: un mes en Punta elucubrando maneras de comprar licuados y churros en Manolo a precios razonables y volvés hecho un estratega que hace palidecer a von Clausewitz. Y es que definitivamente, es así, como yo siempre he sospechado: la estrategia para comprar licuados en Punta del Este es la continuación de la política argentina por otros medios. 

Y está bien que así sea. Porque los "temas excluyentes" de Punta del Este suelen ser de este calibre: si no son los licuados, son los autos. O las fiestas. O los autos. O los licuados. Digamos, un nivel de fatuidad constante, con caídas precipitadas y cada vez más hondas en su nivel de abstracción. 

No es que los turistas no se den cuenta de todo esto. No vaya a creer. Lo saben bien: siempre ha sido así, y siempre seguirá siéndolo. "La gente que viene acá no come vidrio," -nos informa, iluminada, una tal Marcela, de Pilar- "Punta del Este es caro y siempre lo fue" Una visión lúcida y perspicaz de esa realidad implacable: Nadie come Vidrio en Punta del Este. Realpolitik a pleno. Bismarck no podría haberlo dicho mejor. Lo que no nos queda claro es si la gente en Punta no come vidrio porque allí nadie sabe prepararlo "al dente", o porque el vidrio está más caro, incluso, que un licuado.

¿Por qué, entonces, ocurre en este preciso instante esta confesión? ¿Por qué justamente ahora y no antes? Yo tengo mi propia teoría, y voy a compartirla en este preciso instante con todos ustedes: este sinceramiento se lo debemos al mismísimo Papa Francisco. ¿No se dan cuenta? No embromemos: al fin y al cabo, el Papa (nuestro Papa) logró acercar a Obama y a Fidel Castro. Los turistas de Punta del Este, inspirados por su prédica, habrán decidido que llegó el momento de la catarsis. "¡Un licuado en José Ignacio te puede costar $300!", exclama una tal Eliana, rosarina, de 29 años. 

Pero a no desesperar. Lo mejor viene ahora, al final. La nota promete "estrategias" y cumple a rajatabla. Marcela de Pilar y Eliana de Rosario nos revelan sus tácticas para no comprar a precios exorbitantes: vinieron pertrechadas. ¡Sí, señor! ¡Trajeron provisiones! "Bebidas y latas de conserva", aclaran. Ni a Julio César, ni a Erwin Rommel, ni al mismísimo Winston Churchill se le hubiera ocurrido hacer algo así.

Hay que admitirlo: la propuesta para este verano en Punta del Este es una verdadera vacación cerebral (en el sentido etimológico de vacación: VACÍO). Pero a mi me cuesta llenarme la cabeza de licuados. Para no pensar en nada, prefiero el budismo Zen.

-Martín Hadis

sábado, 27 de diciembre de 2014

Fase 7: guiños a "El Eternauta" en tono de comedia




Anoche vi Fase 7, una película argentina que se estrenó en 2011... confieso que hasta ayer ni me había enterado de su existencia; la descubrí por pura casualidad.  Y realmente me alegra haberlo hecho, porque me pareció divertidísima.

El film comienza con una pandemia: Buenos Aires se ha visto afectada y los habitantes de un edificio quedan aislados y en cuarentena. Encerrados e impedidos de salir al exterior, los vecinos intentan acopiar alimentos y demás insumos, en tanto que la paranoia se apodera de varios de ellos. Pronto comienzan a sospechar entre sí, y se desencadena una lucha por la supervivencia.


Como en El Eternauta los protagonistas de Fase 7 usan
trajes aislantes para sobrevivir en una ciudad devastada

Así contada, la trama parece dramática. Pero no lo es: el tono es decididamente de comedia y está lleno de bromas  y situaciones totalmente ridículas. Hecha la excepción de  algunas escenas violentas, uno no puede evitar reirse casi todo el tiempo. Los protagonistas son una pareja, un tal "Coco", (Daniel Hendler) bastante despistado, y su esposa "Pipi" (Jazmín Stuart) que parece no entender absolutamente nada de lo que ocurre. El elenco incluye también a  Federico Luppi, que con sus anteojos negros y su escopeta remeda absurdamente a "Terminator".


"Hasta la vista, Baby" - en Fase 7,
Luppi hace de terminator.
La película contiene varios guiños a "El Eternauta" y a otros films de ciencia ficción, que seguramente deleitarán a los seguidores del género. 


Con traje aislante igual se puede tomar mate:
Fase 7 es absurdamente cómica.
Pero más allá de eso, Fase 7 es una película muy lograda y francamente cómica. Por todos estos motivos, seguramente le resultará atractiva a cualquiera que quiera divertirse con una comedia un tanto oscura (admitámoslo: el contexto es una pandemia) pero llena de vueltas de tuerca inesperadas. ¡No dejen de verla!

La Tierra vista desde la estación espacial

Alexander Gerst, astronauta alemán que regresó hace poco de una estadía de seis meses en la estación espacial, convirtió unas 12.500 fotos que sacó en órbita en un video de "tomas a intervalos" (timelapse) y las publicó como regalo de Navidad.  ¡No se lo pierdan!  



Para una imagen más grande pueden ir a verlo directamente al sitio de youtube.



viernes, 26 de diciembre de 2014

La K de Ursula K. Leguin


Ursula K. Le Guin se cuenta sin duda entre los autores de ciencia ficción y fantasía más leídos de las últimas décadas. Su saga de Terramar está basada en una ficción abarcadora. Como Tolkien, Le Guin supo crear un cosmos alternativo con sus propias leyes físicas, su geografía, sus lenguajes y sus pueblos.

La pluma de Le Guin sin embargo, es más ligera; la saga de Terramar parece estar sostenida por una magia a la vez más liviana, más delicada y más veloz que aquella en la que sea apoya El Señor de los Anillos. 

Como ha escrito Gillian Polack, “en un nivel, Le Guin es una antropóloga cultural que recurre a la ficción para expresar sus teorías. Y en otro nivel, es una narradora que se enfoca en los relatos contados por individuos – a menudo mundanos, a menudo fragmentarios, y los elementos antropológicos no son más que aspectos de las vidas de sus personajes”. 

Polack sin duda tiene razón con este comentario. Pero ¿de dónde salen estos aspectos antropológicos de la obra de Le Guin? La clave está en su primer apellido, que la autora siempre abrevia en una inicial.






Los orígenes de Terramar

Ursula K. Le Guin es la forma corta del verdadero nombre de la autora: Ursula Kroeber Le Guin.
Y es que Ursula K. Le Guin es hija de uno de los antropólogos más ilustres del siglo XX: Alfred Kroeber.

Alfred Kroeber nació en 1876.  En 1901, se doctoró en antropología en la Universidad de Columbia, donde fue discípulo de Franz Boas. Siguiendo los métodos de este último, se dedicó al trabajo campo, de manera que su tesis doctoral estuvo basada en una estadía prolongada entre los nativos Arapaho. Una vez graduado, Kroeber viajó a California, donde por encargo de Boas, fundó la facultad de antropología de la Universidad de Berkeley.  

Allí instalado, realizó  los estudios etnográficos más profundos que se conocen de las tribus nativas de California. Su Manual de los indios de California (1925) es una obra monumental con más de 1.000 páginas llenas de datos, muchos de ellos inéditos hasta entonces. Pero acaso su obra más influyente fue el manual titulado, simplemente, Antropología (1923), el primer libro de texto para la enseñanza de la disciplina. Kroeber permaneció como profesor en Berkeley hasta fines de la década del 40; a partir de entonces fue profesor visitante en Yale, Columbia, Chicago, y Harvard, hasta su fallecimiento ocurrido en 1960.

La madre de Ursula Le Guin no se quedaba atrás: Theodora Kracaw Kroeber Quinn ( 1897 – 1979) fue escritora y antropóloga, famosa por su compilación de tradiciones orales de varias tribus de California (La ballena de tierra firme, 1959), por su biografía de Ishi, el último miembro de los Yahi (Ishi en dos mundos: una biografía del último indio de Norteamérica, 1961), y por sus estudios de los indios californianos (Casi ancestros:  los primeros habitantes de California, 1968) .  Los críticos señalaban con aprobación su “sentido de la narrativa” y, por sobre todo, su “estilo sensible, casi lírico”, elogios que sin duda pueden aplicarse de igual manera a las obras de su hija Ursula.


Es así que la antropología y el estudio de otras culturas, así como de sus relatos y sus religiones, tuvieron un rol fundamental en el hogar donde se crió Le Guin. Todo este pasado se esconde detrás de una sola inicial.

La "K" de Ursula K.  Le Guin abrevia entonces mucho más que un apellido: esconde una larga historia de observación etnográfica y de estudios antropológicos fundacionales. Le Guin sin duda realizó sus propias búsquedas, pero la capacidad de esta autora de crear mundos ficticios sin duda está sustentada en los relatos que escuchó de niña y de joven en su casa. En los libros de Terramar resuenan, todavía, los ecos de las tribus nativas, sus relatos, sus mitologías, sus lenguajes y su magia.

Una referencia a Borges y Bioy Casares

La primera edición de la Antología de la literatura fantástica, compilada por Borges, Bioy y Silvina Ocampo. vio la luz en Buenos Aires en 1940;  casi cuatro décadas más tarde (en 1988) Viking Books publicó en los Estados Unidos una versión en lengua inglesa. El prólogo a esa traducción inglesa fue escrito nada menos que por Ursula, en el año 2004,  Leguin incorporó ese texto al libro de su autoría titulado La onda en la mente: conversaciones y ensayos sobre el escritor, el lector y la imaginación.  Agregó entonces la siguiente aclaración:

He corregido ese prólogo para poder incluirlo en este libro, con el deseo de rendir un pequeño homenaje a Borges.

Lo tituló: "Things not actually present: the Book of Fantasy and J.L. Borges”, y pueden encontrarlo en: Le Guin, Ursula K. The Wave in The Mind: Talks And Essays On The Writer, The Reader, And The Imagination. Boston: Shambhala; New York: Random House, 2004. Pronto subiré una traducción a este blog de las partes relevantes.



Hasta siempre

En esta era de comunicaciones electrónicas, lo digital y efímero adquiere a veces el carácter permanente de un homenaje.

Anoche, durante la nochebuena, me puse a enviar mensajes por whatsapp a varios amigos y familiares. Whatsapp ofrece una lista de destinatarios; lo cual es muy útil en un momento como ese, en el que uno quiere saludar a mucha gente querida sin olvidarse de nadie.

Me detuve en un amigo en la lista. Un amigo que falta: Pepe Eliaschev. Hice "click" en su nombre, sin saber bien por qué. Lo que apareció en la pantalla de mi celular me conmovió:




El sistema anunciaba: "Last seen 11/16/2014", es decir: "Visto por última vez el 16 de Noviembre de 2014". Esa fue, evidentemente, la última fecha en que Pepe se conectó al Whatsapp. Murió poco después, el 18 de Noviembre, a la madrugada.

Abajo el cursor titilaba, desafiante, como preguntándome: "¿Qué mensaje le enviarías?"

Escribí, simplemente, lo siguiente: "Gracias, Pepe. Hasta siempre".

Y lo envié.

martes, 23 de diciembre de 2014

Wanderers - de Erik Wernquist


Excelente video cuyas imágenes están basadas en fotos y datos obtenidos por distintas sondas enviadas a los rincones de nuestro sistema solar.




(nota: Al final no usé mis propios subtítulos; el enlace es a un video con subtítulos en español que ya estaba subido así a youtube)

viernes, 19 de diciembre de 2014

Hablando de Borges...

Quería compartir con ustedes una curiosidad. En medio de otras búsquedas, hallé el acta de bautismo de Jorge Luis Borges. No dice nada que no sepamos, pero es interesante leerla. Aquí va:


Dice:
En veinte de Junio del año del señor de mil novecientos, el presbítero Manuel Elzaurdía [...] del infrascripto cura de esta parroquia bautizó solemnemente puso óleo y crisma a Jorge Francisco Isidoro Luis que nació el día veinte y cuatro de Agosto del año mil ochocientos noventa y nueve, hijo legítimo de Don Jorge Borges, natural del país, de veinte y seis años de edad, y de Doña Leonor Acevedo, natural del país, de veinte y tres años de edad, domiciliados en Libertad 1371, digo ex-Tucumán 840 siendo sus padrinos Don Francisco Borges natural del país de veintiocho años de edad, domiciliado en Libertad 1371 y Doña Leonor Suárez de Acevedo, natural del país, de sesenta años de edad, domiciliada en Tucumán 840; a quienes advirtió el parentesco espiritual por el ahijado y con sus padres y la obligación de enseñarle la doctrina cristiana y en señal de verdad lo firmaron:
Por el cura de la Parroquia: Manuel Elzaurdía
Padrino: Francisco Borges
Madrina: Leonor S. de Acevedo
El nombre completo de Borges era, en efecto, Jorge Francisco Isidoro Luis, aunque él siempre firmó "Jorge Luis". Los que asumieron su padrinazgo fueron su tío paterno (Francisco Borges) y su abuela materna (Leonor Suárez de Acevedo)


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Los ancestros ingleses de Borges

Antepasados de Borges y sus libros

A continuación, Joseph Barnard Davis, tío bisabuelo de Borges, médico y coleccionista de cráneos. Tenía una colección de calaveras que guardaba en su casa en un lugar llamado "the skull room" ("el cuarto de los cráneos"). Los estudiaba y los medía y llegó a tener 2500. Escribió varios artículos y libros con sus mediciones y hallazgos. 

Joseph Barnard Davis, tío bisabuelo de Borges,
amigo de Charles Darwin

Uno de los libros que escribió
Joseph Barnard Davis, ilustrado con
su colección de cráneos


Otro personaje interesante del árbol genealógico de Borges es Thomas Bakewell,  tío tatarabuelo de Borges, autoproclamado "experto en insanía",  fundador de manicomios, escritor y poeta:


Thomas Bakewell,

La Guía Doméstica para casos de Insanía,
del tío tatarabuelo de Borges, Thomas Bakewell

A continuación: los antepasados directos de Borges: de izquierda a derecha, Frances Haslam (abuela), Edward Young Haslam (bisabuelo), Caroline Haslam (tía abuela)


Mick Jagger y Borges


Para leer mi artículo:
El día que Mick Jagger leyó a Borges




domingo, 14 de diciembre de 2014

Blade Runner 2: con libreto terminado y lista para filmar



La película Blade Runner, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Harrison Ford se estrenó en 1982.  Desde entonces, se ha convertido en un clásico absoluto de la ciencia ficción.

En 2011, Ridley Scott junto a la productora Alcon Entertainment, comenzaron a escribir una secuela.
Pues bien, Scott le dijo ayer a MTV News que el libreto no solo está "terminado y listo" sino que además Harrison Ford lo ha leído y ha afirmado que le encantó. "Le mandé el libreto" -explicó Ridley Scott-"a Harrison Ford, y después de leerlo, dijo: ´Wow, esto es lo mejor que leí en mi vida.´"


La versión original de Blade Runner transcurre en Los Ángeles, EE.UU., en el año 2019, y retrata un futuro distópico en el que un grupo de "replicantes" (clones de seres humanos creados por ingeniería genética) escapan de las colonias extraplanetarias e ingresan clandestinamente a la Tierra para investigar su identidad y encontrar a su creador. Para ello, están dispuestos a todo - incluso matar o morir. Esto da lugar a una verdadera cacería humana: a Harrison Ford (el agente Rick Deckard), se le asigna una misión sin medias tintas: perseguirlos y eliminarlos.

La trama la secuela es aún desconocida y secreta, pero al parecer Blade Runner 2 retomará la historia del film original: "[lo que ocurre en esta segunda parte]" -afirmó el director- "tiene mucho que ver con lo que ocurre en la primera"

Y luego agregó: "No estoy haciendo una secuela para llenarla de acción y ver hasta donde dan los efectos especiales... eso,simplemente, no tendría sentido. El futuro que retrató el primer Blade Runner terminó siendo más que creíble, y eso es muy difícil de cambiar dada la enorme influencia que ha tenido en tantos ámbitos."

Ridley Scott no se ha decidido aún a dirigirla (y esto parece, de hecho, cada vez más improbable), pero es casi seguro que Harrison Ford será será otra vez el protagonista, retomando su rol del agente Rick Deckard.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Brian May, guitarrista de Queen y explorador del cosmos

Según la enciclopedia:
La luz zodiacal es una banda débil de luz, de forma casi triangular, que puede apreciarse en el cielo nocturno ... Cubre el cielo por completo aunque sólo es apreciable sobre el plano de la eclíptica y es responsable del 60% de la luz natural en una noche sin Luna. Está causada por la dispersión de la luz solar en partículas de polvo que se encuentran a lo largo de todo el Sistema Solar.



¿Qué tiene que ver eso con lo que sigue?, se preguntará el lector


Freddy Mercury y Brian May, de Queen

La respuesta es: ¡muchísimo! Ocurre que Brian May, además de ser el célebre guitarrista del grupo Queen, es también astrófísico. Se recibió en el Imperial College de Londres con un título en física, , y en el año 1970 comenzó su doctorado acerca de las propiedades de la luz zodiacal... En 1974, el éxito de Queen lo obligó a elegir entre la física y su profesión, y tuvo que dejar su doctorado.

Los años pasaron. En 2006, durante un reportaje, Brian May afirmó que le gustaría retomar sus estudios. El director de astrofísica del Imperial College casualmente leyó esas declaraciones, se contactó con May y lo invitó a  hacer realidad su anhelo. ¡Para su sorpresa, el guitarrista aceptó, y decidió  matricularse nuevamente en el doctorado!

No solo eso, sino que -tras meses de hacer equilibro entre la música y las mediciones del cielo nocturno- finalmente lo logró. A mediados de 2007, unos 37 años después de haber comenzado sus investigaciones, Brian May entregó su tesis titulada:

A Survey of Radial Velocities in the Zodiacal Dust Cloud
"Un análisis de las velocidades radiales en la nube de polvo zodiacal"


Aquellos que quieran curiosear por los rincones del cosmos exploró este gran músico, pueden acceder gratuitamente a una versión parcial de su tesis.  Si alguien quiere leerla completa, puede comprarla en esta página de la editorial Springer Verlag  

A continuación, una foto de Brian May en Mayo de 2008, durante su ceremonia de graduación como Doctor en Astrofísica: 




Tras recibirse, Brian afirmó: "He disfrutado intensamente mis años como guitarrista y músico, pero me resulta muy gratificante ver mi tesis publicada. La astronomía me ha fascinado siempre, y estoy feliz de haber completado mi doctorado"   

Curiosamente, su look moderno y transgresor se parece mucho al estilo que hacía furor en la Inglaterra de los siglos 17 y 18. Su onda "rocker pelilargo" combinada con el tradicional atuendo académico, lo asimila a sus predecesores en el camino de la ciencia y la investigación; los lectores notarán, por ejemplo, el fuerte parecido que existe en las siguientes imágenes entre Brian May e Isaac Newton: 




En todo caso, Brian sigue en contacto contacto con su universidad. De hecho, tiene allí hasta el día de hoy una página propia

¡Un caso fascinante de interdisciplina, que ojalá sirva de ejemplo a muchos!


martes, 9 de diciembre de 2014

Los peligros de la traducción automática

Los sistemas informáticos de traducción automática pueden resultar una bendición o una maldición, dependiendo del caso. Y es que todo poder conlleva una gran responsabilidad... 

Delegar por completo una traducción puede ser peligroso. Sobre todo si el idioma de destino resulta completamente indescifrable para quien la encarga. Este fue el caso del dueño de un restaurant en Beijing, China, que decidió recurrir a un traductor automático para traducir el nombre de su negocio del chino mandarín al inglés.

Evidentemente, desconocía por completo el idioma de destino. De manera que cuando el traductor automático le respondió con este mensaje "TRANSLATE SERVER ERROR" ("error del servidor de traducción"), no supo interpretarlo como lo que era: un mensaje de error. Creyó, por el contrario, que esa era la traducción al inglés que había solicitado. Y copió fielmente ese texto (que él no entendió más de lo que nosotros entenderíamos un mensaje de error en chino), en la marquesina de su negocio.  
¿El resultado? El célebre restaurant de Beijing llamado "TRANSLATE SERVER ERROR"


Y su correspondiente placa de bronce en la entrada:


 Hay casos análogos. Por ejemplo, una cafetería que ostenta en su fachada otro mensaje de error "excepción no controlada"



Y para terminar, la que es acaso la cereza del postre, la librería de usados llamada "404 error":


404 es el código de error del protocolo de la web (HTTP) que indica que el navegador no ha logrado obtener la página que el usuario ha pedido.  Evidentemente, ese día su proveedor de internet había tenido un mal día y no logró comunicarse con Google Translate.

Esto me recuerda un caso inverso. Hace unos años entre a la cafetería de una estación de servicio. El chico que atendía tenía tatuado en el brazo una palabra escrita en el silabario japonés (hiragana). Lo leí con cierta curiosidad, que pasó a sorpresa cuando me di cuenta que deletreaba un tremendo insulto en castellano (el tatuador había utilizado el silabario hiragana para transcribir fonéticamente una mala palabra en castellano) . Le dije: "¿Vos sabés lo que dice ahí?". Me respondió: "Sí... mi nombre en japonés." No quise desengañarlo.



Mirar el cielo



"Mirar las estrellas descansa y apacigua el ánimo, como si uno escuchara una melodía muy vieja y muy querida" -Héctor Germán Oesterheld

"Nuestra contemplación del cosmos nos conmueve: sentimos un escalofrío, un nudo en la voz, un leve roce que nos inquieta como un antiguo recuerdo. Al mirar el cielo, sabemos que estamos acercándonos al más grande de los misterios." -Carl sagan

"A veces siento la necesidad ... -¿diré la palabra?- de religión. Entonces salgo a la noche y pinto las estrellas." -Vincent Van Gogh


miércoles, 3 de diciembre de 2014

La antología de cuentos de Oesterheld ya está en las librerías

Más allá de Gelo
Antología de cuentos de ciencia ficción de
Héctor Germán Oesterheld


 realizada por Martín Hadis y Mariano Chinelli.

Mariano Chinelli y Martín Hadis emprendieron una minuciosa tarea de investigación y recopilación que les llevó muchos años de trabajo. Buscando –con la autorización de la familia- entre los papeles personales de Oesterheld, revisando revistas hoy míticas y rastreando toda clase de fuentes, lograron reunir esta antología, concretando así un antiguo anhelo que había quedado trunco por los avatares de la vida y la desaparición forzada de este notable escritor.




Una edición en inglés de El Eternauta

En Agosto 2015 se publicará en los Estados Unidos una edición de El Eternauta. Esto representa un hito, ya que había traducciones a varios otros idiomas, pero esta será la primera en inglés:




Curiosamente, el título elegido no es "The Eternaut" sino "The Eternonaut". La verdad, hubiera preferido la primera opción. Aquí hay una explicación en inglés del motivo por el cual la elección recayó en la segunda:

Aquí pueden ver un adelanto de la traducción. Es realmente interesante ver cómo se las ha ingeniado la traductora para traducir esta escena, que incluye una partida de truco.

 .

¿Qué les parece?


Menús subconsciente: cómo comemos (y elegimos pizza) con los ojos




Tobii technology, una empresa sueca que se especializa en el desarollo de interfaces oculares, es decir, guiadas directamente por los ojos, acaba de lanzar su nuevo invento, un "menú inconsciente", cuyo objetivo es identificar lo que quiere cada usuario, aún cuando él mismo no lo sepa. Este nuevo sistema, desarrollado en conjunto con Pizza Hut, comenzará a funcionar a partir de hoy en las pizzerias de esa marca en el Reino Unido.




El "menú subconsciente" muestra imágenes de 20 ingredientes y luego sigue de cerca el movimiento de la retina del usuario. En el lapso de 2.5 segundos, el sistema logra identificar aquellos ingredientes en que los ojos del usuario se han detenido por más tiempo. Luego procesa esta información para elegir la combinación perfecta de ingredientes, y formula así una "pizza a medida" para ese usuario.

Los resultados de las pruebas son alentadores; más del 90% de los que han usado el "menú inconsciente"  han quedado satisfechos con las opciones que este eligió.

Nuestro cerebro ha sido tallado por la evolución para enfocar su atención en los alimentos que nos resultan más necesarios; este énfasis está "cableado" en nuestro sistema nervioso. Aprovechando este rasgo evolutivo, Pizza Hut intenta hacer que el proceso de pedir una pizza resulte más fácil y fluido, evitandole a sus clientes la frustración de tener que elegir entre todas las combinaciones posibles de ingredientes.