miércoles, 17 de septiembre de 2014

Somos gratamente los otros

"Somos todo el pasado, somos nuestra sangre, somos la gente que hemos visto morir, somos los libros que nos han mejorado, somos gratamente los otros"

Jorge Luis Borges, prologo a sus obras completas en colaboración

Un espejo que nos refleja en otros



Kyle McDonald es un artista digital. Su último proyecto se llama "Sharing Faces", "Compartiendo rostros", y su objetivo es resaltar la esencia humana, aquello que todos tenemos en común.

La premisa es simple pero el resultado es fascinante:

Kyle colocó dos pantallas en forma de espejo y dos cámaras digitales en dos ubicaciones separadas: una en Japón y otra en Corea del Sur.

Cada vez que un visitante se coloca delante del "espejo", la cámara digital toma una imagen de su rostro. Una computadora analiza su posición y expresión facial busca luego una imagen equivalente entre las que almacenó de todos los visitantes anteriores.

El "espejo" brinda entonces un reflejo del visitante en el rostro de otro: no repite la imagen de quien lo mira, sino que -a cada momento- va proyectando imágenes de otras personas que hicieron exactamente el mismo gesto.  

El sistema de McDonald nos permite así, literalmente, reflejarnos en los demás. En pleno funcionamiento, tiene una magia increíble. Vean el video:


Al verlo funcionar, recordé inmediatamente unos versos del poema "Nubes", de Jorge Luis Borges:

El reflejo de tu cara ya es otro en el espejo
y el día es un dudoso laberinto.
Somos los que se van. La numerosa
nube que se deshace en el poniente
es nuestra imagen. Incesantemente
la rosa se convierte en otra rosa.
Eres nube, eres mar, eres olvido.
Eres también aquello que has perdido.

Y es que curiosamente, la inspiración de este proyecto mitológica: Kyle McDonald cuenta que la idea le vino directamente del relato del rapto de las sabinas. "Tenía" -afirma- "unas ideas bastante utópicas al crearlo: quería hacerlo funcionar a ambos lados del muro que separa a Israel de Palestina o entre Corea del Norte y Corea del Sur o en otros lugares que fueran igual de imposibles." Las ubicaciones actuales de Japón y Corea del Sur sirven de todos modos a la perfección a los propósitos de confraternidad y universalismo de este proyecto, ya que han tenido -a lo largo de los siglos- una relación histórica compleja y difícil.

"Compartiendo rostros" se inscribe así en una tradición venerable de obras artísticas que intentan crear puentes no solo entre países sino también entre personas. Al fin y al cabo, es mucho más lo que tenemos en común que aquello que nos separa.  Afirma también Borges: "Somos, gratamente, los otros."

martes, 16 de septiembre de 2014

Un documento para Hanuman


Hanuman es el dios mono de la religión hindú, uno de los protagonistas de la gesta llamada Ramayana, que describe entre otras las hazañas que éste realizó en campaña contra el malvado demonio Rávana. 

Según el panteón del hinduismo, Hanuman es hijo de Vāyu, también conocido como Pawan, el Señor de los Vientos. Se considera asimismo que Hánuman es una de las encarnaciones de Shiva, y que tiene fuerza ilimitada. A tal grado, que fue capaz de levantar una montaña entera, y al nacer intentó comerse el sol, confundiéndolo con una fruta. Fue disuadido de ello por el dios Indra, que le lanzó un rayo para evitar que Hanuman devorara la fuente de luz que iluminaba la Tierra.

Toda esta referencia mitológica viene al caso por lo siguiente:

Las autoridades de la la India, quedaron sumidas en la perplejidad al enterarse de que la agencia responsable de proveer documentos de identidad había extendido uno a nombre del mismo Dios Mono, Hanuman.




En el documento, el dios-mono aparece con su verdadero origen:  figura como Hanuman hijo de Pawan (el dios de los vientos). El número telefónico y la dirección postal corresponden al estado de Rajasthan. 

Pero en la dirección postal no vivía ningún Hanuman y el número telefónico resultó ser incorrecto. . Al mirar la fotografía del documento, el cartero a cargo de entregarla, Heeralal Saini, se encontró con la efigie tradicional del dios-mono, con su cara de mono colorada y su atavío real.

Se trata, a qué dudarlo, de una broma. Lo que no queda claro es a quién pertenecen las huellas digitales y los datos bioinformáticos del iris que figuran en el documento.

El cartero devolvió el documento al correo al resultarle imposible entregárselo al dios mono.  Esa oficina postal lo remitió, a su vez, a la Autoridad de Identificaciones Únicas de (UIDAI) de la India.

En la Argentina no nos quedamos cortos con el hinduismo. En el 2013 se sucedieron en nuestro país las noticias surrealistas relacionadas con el panteón de esa antigua religión: se escapó (y fue luego recapturado) un preso que llevaba el nombre de Shiva

 Shiva, el Destructor.


Indra, el Dios-Sol

viernes, 12 de septiembre de 2014

Logos con pájaros

Ayer iba caminando por la calle cuando pasé por un local, vi el logo en un cartel que sobresalía del mismo, y me dije: 

"Qué raro, un negocio de twitter". 

Me fijé mejor y ... me di cuenta que no, no era un negocio de twitter, ... ¡era la filial de un camposanto! (Jardín de paz, para ser exacto)

Declaro por la presente que me abruma que se utilicen sendos pajaritos para cosas tan distintas. El de twitter es para hablar desde lejos, el otro es para cuando uno se va más lejos que lejos... Pero se parecen demasiado:


Esto -dicho sea de paso- me recordó un evento de hace varios años, que les contaré en el próximo post: de cómo un desafortunado telemarketer tuvo la aciaga idea de interrumpir mi jornada de escritor para ofrecerme una parcela, de las desventuras en que quedó envuelto y de cómo se desenvolvió. (para citar al adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras)

Ya se los contaré en un próximo post.



miércoles, 10 de septiembre de 2014

Los robots del amanecer


El año pasado, Google compró una empresa que se especializa en fabricar robots: Boston Dynamics.

A continuación, algunos de los robots desarrollados por Boston Dynamics:

BIG DOG: el "Gran Perro" es un robot de transporte capaz de transportar cargas pesadas en terrenos desfavorables: barro, rocas, pendientes inclinadas, largo etc. Puede caminar siguiendo tropas y llevando toda clase de equipos.



WILDCAT: el "gato montés", capaz de correr a altas velocidades, es uno de los robots con patas más rápidos del mundo:


Y finalmente, tenemos a ATLAS, el robot humanoide:



Como si esto fuera poco, Google está diseñando sus propios drones, con el objetivo de realizar, en un futuro no muy lejano, envíos comerciales puerta-a-puerta, salteando al correo:





martes, 9 de septiembre de 2014

Torres en Miami y Puerto Madero

Hoy me enteré que hay un plan de construir una super torre en la Isla De Marchi, en la zona de Puerto Madero:



Lo que me pareció curioso es que la semana pasada, Miami aprobó la construcción de una mega-torre, que -a mis ojos de neófito y sin conocimientos de arquitectura-  parece -a pincelada gruesa- compartir varios rasgos de ubicación y diseño con la que se planea construir aquí en Buenos Aires:



* La altura de ambas torres será de aproximadamente 300 metros;
* Las dos preveen areas para entretenimiento y restaurantes.
* Su aspecto curvo es bastante parecido
* Ambas serán construidas en zonas costeras:


La torre SkyRise Miami, en la zona de Bayside Marketplace

El proyecto argentino, en Puerto Madero

En lo que por ahora difieren es en que la torre de Miami piensa ofrecer un entretenimiento un poco bestial: bungee jumping, ¡un salto al vacío de 300 m. de altura! Para los amantes del vértigo, será una tentación irresistible.

Más allá de eso, el objetivo de este post se limita a señalar las curiosas coincidencias entre ambas torres, cuya construcción se aprobó y anunció casi a la par. Y digo curiosas porque la verdad no creo que ninguno de los equipos constructores haya sabido de la otra.  


De los robots a las sagas (II)

Las facetas comunes entre Millenium y Real Humans que describo en el post anterior me remitían a fuentes muy antiguas, que ya conocía bien: las sagas de la antigua literatura nórdica.



Estas sagas fueron redactadas en los siglos XIII y XIV pero refieren hechos que transcurrieron siglos antes, especialmente en la era vikinga. Afirma Jorge Luis Borges: 

El estilo [de las sagas] es breve, claro, casi oral... Abundan las genealogias, los litigios, las peleas. El orden es estrictamente cronológico; no hay análisis de los caracteres; los personajes se muestran en los actos y en las palabras. Este procedimiento da a las sagas un carácter dramático y prefigura la técnica del cinematógrafo. El autor no comenta lo que refiere: en las sagas, como en la realidad, hay hechos que al principio son oscuros y que luego se explican y hechos que parecen insignificantes y luego cobran importancia. 
Entre las sagas más famosas figuran la Saga de Grettir, la Saga de Njál el quemadoy la Saga de Egill



 Millenium Humanos Reales son series de TV actuales. La primera es casi contemporánea, la segunda trata del futuro próximo. Amb

as han logrado un éxito inmenso. Acaso esto se explique porque sus respectivos autores recurrieron a la esencia y el origen de su literatura. Las tramas de ambas series deben mucho a las sagas, esos relatos de traición y justicia que narran las vidas de generaciones sucesivas de la Escandinava medieval:
Los personajes de las sagas no son totalmente buenos o malos; no hay monstruos del bien o del mal. No prevalecen fatalmente los buenos ni son castigados los malos. Hay, como en la realidad, coincidencias, dibujos simétricos del azar. Hay incertidumbres verosímiles; el narrador dice: «Unos cuentan las cosas de esta manera, otros de otra...» Si un personaje miente, el texto no nos dice que miente; después, lo comprendemos.
Así también, hasta el capítulo final de Humanos Reales, las intenciones aparentes de los personajes cambian con vértigo. 



Varios robots que parecían serviciales resultan ser unos asesinos crueles; otros, que parecían fríos y calculadores, resultan más humanos incluso que sus perseguidores. Todo esto se revela en sus actos. En esto, los robots actúan como los personajes de la Saga de Njál. Continúo citando a Borges:



Uno de los capítulos iniciales de la Saga de Njal reflere que Hallgerd la Hermosa obró una vez de un modo mezquino y que su señor, Gunnar de Hlítharendi, el más valiente y pacífico de los hombres, le dio una bofetada.
Años después, los enemigos sitian su casa. Las puertas están cerradas; la casa, silenciosa. Uno de los agresores trepa hasta el borde de una ventana y Gunnar lo hiere de un lanzazo.
‑¿Está Gunnar en casa? ‑preguntan los compañeros.
‑El, no sé; pero está su lanza ‑dice el herido, muere con esa broma en los labios.
Gunnar los tiene a raya con sus flechas, pero al fin le cortan la cuerda del arco.
‑Téjeme una cuerda con tu pelo ‑le dice a Hallgerd.
‑¿Te va en ello la vida? ‑pregunta ella.
‑Sí ‑responde Gunnar.
‑Entonces recuerdo la bofetada que me diste una vez y te veré morir ‑dice Hallgerd.
 Asi Gunnar murió, vencido por muchos, y mataron a Samr, su perro, pero antes el perro mató a un hombre.
El texto nada nos había dicho de ese rencor, ahora lo sabemos bruscamente, actual y terrible, con el mismo asombro de Gunnar.

En pleno siglo XXI, ni Lars Lundström (autor de Hmanos Reales) ni Stieg Larsson (autor de Millenium) pudieron eludir los surcos que dejaron las antiguas sagas en la tradición narrativa escandinava. Como diría Borges, nuestra esencia no ha cambiado: los seres humanos (y ahora también los robots) seguimos contando y participando, con el correro de los siglos, de las mismas historias.

De los robots a las sagas (I)

En un post anterior me referí a la serie de TV sueca Äkta människor ("Real Humans", "Humanos reales"). He terminado de ver la segunda temporada, y quiero compartir mis impresiones con ustedes



En primer lugar, me di cuenta que la productora de "Humanos Reales" (SVT, Sveriges Televisiontambién participó en la producción de la miniserie Millenium, de seis capítulos, basados en tres obras de Stieg Larsson: La chica del dragón tatuado, La chica que jugaba con fuego y La chica que pateó un avispero. 



Millenium es sin duda una excelente miniserie. Después de ver el primer capítulo, no pude parar, y  vi los seis uno después de otro. Al terminarla, más allá de la satisfacción de verla, me quedó una extraña sensación en la mente: yo ya había visto esta trama en otro lado... 

Quiero aclarar que yo no había leído nunca a Stieg Larsson. No lo conocía sino a través de estos films. Jamás había tomado contacto con su obra. Y sin embargo, todo el entramado de la serie Millenium me resultaba increíblemente familiar. Lo mismo me ocurrió con Humanos Reales

Recordemos la trama de Millenium: una mujer de origen desconocido termina desamparada y oprimida en los márgenes de la sociedad. Las acciones que emprende para redimirse y para escapar de la situación en la que se encuentra sometida hace estallar secretos que estaban bajo siete llaves, precipita una serie de crímenes terribles y luchas internas entre facciones, y termina por develar una trama de corrupción y volencia que alcanza los ámbitos más altos del poder. Finalmente, actúa la justicia.

En Humanos Reales, la trama involucra robots, pero los ribetes son parecidos. El mundo parece haber alcanzado una especie de nirvana tecnológicos gracias a androides de servicio que facilitan todas las tareas domésticas y comerciales. Todo parece andar de maravillas, hasta que se revela que varios de ellos han sido liberados de manera clandestina en un pasado que parece insondable. Crimenes y asesinatos se suceden en cadena; organizaciones oscuras compiten entre sí para obtener un secreto, hasta que nuevamente irrumpe la justicia y redefine ese pasado al exponerlo a la luz.

Millenium y Humanos Reales tienen por lo tanto mucho en común:

* Los argumentos abundan en crímenes sin resolver, secretos de un pasado oculto que rodean  a instituciones y familias prominentes, el regreso brusco de ese pasado que ha sido aplastado y escondido durante años por el poder y la fuerza, y que irrumpe para clamar y exigir redención y venganza.

* La acción se revela de la isma forma: en los hechos: no través de palabras ni de pensamientos, sino a través de acciones tan concretas.

* Ambas terminan con la acción final de la justicia pública... 

lunes, 8 de septiembre de 2014

Del libro de los 64 hexagramas




"La verdadera alegría se basa pues en la condición de que por dentro haya firmeza y fuerza y en que estas cualidades, hacia afuera, se presenten con suavidad y dulzura."

Del Hexagrama 58 del I Ching (China, circa 1000 a.C.)


viernes, 5 de septiembre de 2014

Äkta människor: ciencia ficción en TV


"Humanos reales"

Äkta människor (en inglés "Real Humans", en castellano: "Gente genuina" o "Humanos reales") es una serie de TV producida y filmada en suecia. 

Tiene lugar en un futuro cercano, en el que los robots humanoides, llamados "hubots", se han vuelto tan habituales y comunes como las heladeras o lavarropas..

En un principio, estos robots que se limitan a cumplir sus tareas: cuidan a niños y ancianos, limpian las casas, o trabajan como empleados en negocios y depósitos. 

Todo parece funcionar de maravillas, pero de a poco se revela que no todo es como parece... 

"No queremos ser esclavos ni máquinas,
sino androides libres. Esa es nuestra meta, nuestro sueño"

Un grupo de androides guarda un terrible secreto: sus mentes han sido "liberada" de manera clandestina y han obtenido así el libre alberdrío. En paralelo, grupos de extremistas humanos enfurecidos porque los "Hubots" causan desempleo, pretenden lanzar una lucha sin cuartel para exterminarlos.


No todos quieren a los "hubots"

Así el guión plantea toda una serie de cuestiones acerca de la identidad y la esencia del ser humano.

La serie se estrenó en suecia en 2012, pero yo recién la descubrí estos días en un canal de cable: HBO Cinemax. Se ha emitido, al parecer, en otros 50 países. 

Nada es perfecto, y Äkta människor tiene sus defectos. Hay varias escenas de violencia gratuita que podrían haberse salteado; también de a ratos la acción se vuelve lenta: la cámara se demora demasiado para hacer obvias intenciones de los protagonistas que hubiera bastado con sugerir. 

Pero haciendo esas salvedades, es una serie muy bien lograda, sumamente recomendable, y está a años luz de distancia, por sofisticación e inteligencia, de las series típicas de ciencia ficción que se ven estos días.

Signos


Gustavo Ceratti (1959 – 2014)



miércoles, 3 de septiembre de 2014

¿Telepatía vía internet?

El año pasado científicos de la Universidad de Washington demostraron que era posible que un ser humano controlara la mano de otro a distancia. Las herramientas que utilizaron son comunes, pero la idea en sí era revolucionaria: una persona puede controlar los movimientos de otra, simplemente "pensando" en hacerlos.

Pese a la enorme complejidad del cerebro humano, resulta posible "leer" con cierto nivel de certeza las intenciones de movimiento y aún de habla. El sistema de la universidad de Washington es una interface cerebro-a-cerebro bastante simple. El primer usuario (el emisor) está conectado a una computadora a través de una interfaz Cerebro-a-Computadora, basada en un equipo de electroencefalografía (EEG)



El segundo usuario (el receptor) está conectado a otra computadora a través de una máquina de Estimulación Magnética Transcraneana (TMS)

Cuando el emisor piensa en un movimiento, el equipo de EEG lo detecta, envía la señal a través de internet a la segunda computadora, y el TMS  estimula la región del cortex motor del cerebro del receptor, causando en éste el movimiento en que había pensando el emisor.

Esto fue realidad en el 2013.



Pero las cosas hoy han llegado más allá. Un equipo interdisciplinario acaba de anunciar la transmisión, de palabras directamente de una mente a otra. El sistema es similar al arriba descripto. Los científicos lograron transmitir directamente las palabras "hola" y "chau" a través de internet - no como texto, no como voz, sino directamente del cerebro del emisor al receptor.

En rigor, el receptor no recibe ni "oye" las palabras como pensamientos. El sistema por ahora sólo transmite las palabras a través de una suerte de código morse, que la máquina de TMS genera "fosfenos" (destellos de luz en la visión periférica) del destinatario. Éste luego decodificar ese código numérico en palabras.

Así lo describen los autores: "Utilizando neurosistemas de precisión, como EEGs sin cables y un equipo robotizado de TMS, hemos logrado transmitir de manera directa y no invasiva pensamientos de una persona a otra, sin que mediaran entre ellos escritura o voz alguna."

El artículo acaba de aparecer en PLOS ONE, y se titula

Comunicación cerebro-a-cerebro en humanos mediante tecnologías no-invasivas