miércoles, 26 de noviembre de 2014

Nadie al volante: el futuro de los autos

Un artículo muy interesante en el L.A. Times hace varias predicciones acerca del futuro de los autos que coinciden con lo que yo pienso acerca del tema y escribí en un post reciente.


                 
El artículo, escrito por el periodista Jerry Hirsch, se titula: ¨En un futuro de vehículos que se manejan solos, ni siquiera querremos ser dueños de un auto"
Hirsch afirma que en el futuro no tan lejano, tener y manejar un auto será una suerte de deporte o excentricidad, como andar a caballo hoy en día. 

De hecho, según el futurista Peter Schwartz. "Alguna gente querrá seguir manejando, pero no la mayoría." Schwartz piensa que el estado de California creará carriles especiales para vehículos autónomos en 10 años o menos.

James Lenz, de Toyota, defiende la idea de tener un auto "Siempre habrá gente que tenga pasión por el manejo y a la que le guste sentir el camino. De a ratos, pondrán el auto en piloto automático, pero no querrán comprar autos que funcionen únicamente de manera autónoma"
   
Adam Jonas, de Morgan Stanley piensa, sin embargo que el modelo de ser dueño de un auto y manejarlo está caduco: en el futuro habrá "mega-flotillas que administrarán decenas de millones de vehículos autónomos" a los que se podrá llamar en cualquier momento, como un radio taxi: con la diferencia de que no tendrán chofer.




Esos autos no necesariamente se parecerán a los de ahora. Muchos tendrán diseños distintos a los de ahora, y serán acaso más pequeños y más fáciles de guardar. Sin duda serán inmensamente más seguros y eficientes. (Un estudio reciente afirma que si el 90% de los autos de los Estados Unidos fueran autónomos, eso salvaría 20.000 vidas cada año en ese país)
  
Los fabricantes de autos que quieran sobrevivir deberán transformar su negocio: pasarán de vender vehículos a particulares a crear flotillas de transporte, o a venderles vehículos a esas flotillas. "El negocio consistirá en vender viajes, no en fabricar autos"
  
Como señalé en mi post anterior, la mayoría de los autos pasan la mayor parte de su vida útil (el 90% del tiempo) sin hacer absolutamente nada. "¿Hay acaso alguna otra cosa en la que gastemos tanto dinero para luego no usarla?", se pregunta George Wardle, director del departamento de posgrado de Sistemas de Transporte y Diseño del Art College of Design en Pasadena, California, Estados Unidos. 

Durante su tiempo ocioso, los autos ocupan además espacio y debemos construirles subsuelos o edificios enteros de cocheras para que reposen: no hay ningún otro objeto de consumo masivo al que los humanos destinemos tal cantidad de metros cuadrados, con el consiguiente costo de construcción y mantenimiento.
 
   
Con el tiempo, la gente se sentirá más inclinada a ceder el control del manejo a cambio de ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo. El vínculo emocional entre dueños y autos se diluirá aún más. Esto sucederá en etapas, de modo gradual. Pero no cabe duda, según Schwartz, que los robots serán los que ganen la partida : "los sistemas autónomos terminarán haciéndose cargo. La gente se preguntará: ¿por qué debería molestarme en manejar?" 
  

2 comentarios :

  1. No me cabe duda, que habrá muchas menos muertes e incapacidades, en accidentes de tránsito. Pero, si el humano no cura, su maldad y estupidez, hallará la forma de matar y maltratar, de otra forma. Muchas gracias, mi respetado Martín Hadis.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con el artículo y me pregunto: ¿Cuál será en ese futuro, el objeto de uso donde el hombre pueda mostrar su poder?

    ResponderEliminar