miércoles, 13 de agosto de 2014

VIV, el sucesor de SIRI

Ya existen varios "asistentes electrónicos" que permiten manejar computadoras y teléfonos a través de la voz.  El sistema más conocido de este tipo es acaso SIRI, que Apple incorporó a sus teléfonos IPhone a partir de 2011.  Pero todos estos sistemas tienen todavía serias limitaciones; sólo pueden obedecer órdenes simples, y su capacidad de análisis y ejecución es muy elemental.




Los mismos creadores de SIRI han unido nuevamente sus fuerzas en una empresa llamada VIVLABS,  cuyo objetivo es inventar una nueva generación de asistentes inteligentes, capaces de aprender de sus usuarios humanos, conectar datos aparentemente disímiles y aprovechar la vasta oferta de servicios e información que hay en internet. "La meta que tienen es muy significativa" -afirma Oren Etzioni, experto en inteligencia artificial - "Si logran lo que se proponen,  esto representará el futuro de los agentes inteligentes y conformará una industria de miles de millones de dólares." Se trata de una verdadera carrera tecnológica: Google,  Yahoo e IBM han invertido masivamente en líneas de investigación análogas para desarrollar sistemas que permitan a las computadoras procesar y analizar información de manera similar a los humanos.





Uno de los tres fundadores de Viv Labs, Cheyer, lo explica así: "Google Now puede responder preguntas como ´¿Donde nació Abraham Lincoln?' Y te puede dar la respuesta. También podés preguntarle ´¿Cuál es la población de tal ciudad?´ y te lo dirá. Pero no es capaz de responderte ´¿Cuál es la población actual de la ciudad donde nación Abraham Lincoln?"´Aún si dispusiera de estos datos, los sistemas actuales son incapaces de conectarlos.  Viv pretende romper esta barrera generando su propio código. Su desarrollo está basado en tres pilares: 1) Aprenderá de la gente lo usa 2) Será capaz de hacer cosas para las que nunca fue programado y 3) Cada día aprenderá algo nuevo. Si VIV logra realmente este objetivo, romperá las barreras que separan a la vasta red global de miles de millones de necesidades humanas y el futuro habrá cambiado para siempre.

1 comentario :

  1. La solución a un problema tan difícil seguramente no será encontrada en este comentario, pero aun así, me gustaría sumarme con la siguiente anécdota:
    Hoy 3/12/2014 almorcé con un amigo y como costumbre de sobremesa salimos a caminar, charla de por medio, nos encontramos de pronto frente al ingreso a una librería y decidimos dar un recorrido literario como descanso. De pronto mi amigo me dice que le gustaría ver el libro que había presentado en el Malba hace unos días un destacado lingüista argentino, cuyo nombre y apellido había olvidado momentáneamente. Le pedí algún dato para ver si podía ayudarlo y me dijo que había escrito sobre la lápida de Borges. Con esos datos busqué en mi Smartphone “lapida de Borges” y Google me entregó: Martín Hadis: “La lápida de Borges es mucho más criolla de lo que parece”. Pregunte a mi amigo si se refería a Martín Hadis y me dijo que si. De ahí a “Más allá de Gelo” de H.G. Oesterheld fue un paso más. Al llegar a mi oficina me decidí a leer este artículo.
    Si bien no sabría expresar como llegamos a la solución en tan pocos pasos y cuáles serían los mecanismos para hacer que un programa pudiera realizar la misma búsqueda, creo que la solución solo se encontraré cuando se cree un equipo multidisciplinario que puedan analizar como el cerebro busca y descarta información, como hace para crear una alternativa a la realidad y como compara con las posibilidades que va explorando.
    Seguramente cuando se encuentre la solución se verá como una genialidad pero más que nada por su simpleza.

    ResponderEliminar