martes, 19 de agosto de 2014

Cardúmenes, enjambres y bandadas... de robots!

Los sistemas descentralizados y cooperativos son comunes en la naturaleza. Los seres vivos están formados por miles de millones de células; abejas, pájaros y peces se desplazan colectivamente en enjambres, bandadas y cardúmenes que surgen y persisten espontáneamente durante un tiempo sin que ningún individuo los lidere. Estos sistemas son capaces de resolver numerosos problemas de desplazamiento y transporte a partir de reglas simples. La evolución llegó a estas "recetas" a través de millones de años, y ahora muchos ingenieros y científicos están pensando en diversas formas de aplicarlas para resolver situaciones concretas, por ejemplo: los embotellamientos de tráfico, o el envío y despacho de cartas o encomiendas a través de sistemas de correo efectivos.

Pero todo esto se probaba en simulaciones por computadora, porque fabricar cientos o miles de robots para probar estos métodos era, hasta hace poco, prohibitivamente caro.



Pero varios grupos de investigadores vienen diseñando robots reales que funcionan de este modo.

En la universidad de Harvard han diseñado al Kilobot,  un pequeño robot capaz de funcionar en enjambres de miles (de allí su nombre).

Cada robot es capaz de:
-Desplazarse y "pensar" por si mismo
-Comunicarse con sus vecinos
-Calcular la distancia a la que se halla de ellos
-Percibir la luz ambiente

Con estas habilidades, los kilobots son capaces de comportamientos que hasta ahora solo habían podido observarse en sistemas vivientes. 

A continuación, algunos videos:
 .

Enjambre en busca de luz:


En la Universidad de Pensylvania han creado enjambres de robots que vuelan:



Aquí, varios kilobots se unen para crear formas:

Y aquí tenemos un prototipo de cardumen robótico, directo de la Universidad de Washington:



1 comentario :

  1. ¡Wow! Me he quedado sin palabras. Todo esto ya es una realidad. ¡¡Impresionante!! ¡Qué buena entrada! Gracias por compartirlo con los lectores :-)

    ResponderEliminar