sábado, 5 de julio de 2014

Surrealismo mundialista


1 comentario :

  1. Buena noche, estimado Hadis. Nací fútbolera, mi padre llevaba a mi madre al estadio del equipo del cuál era fanático y a medida que mis oídos se iban desarrollando, fueron oyendo los gritos de goles. Por mucho que quiso, no logró que tuviera, yo, la menor simpatía por su Boca Juniors. Desde muy pequeña; a través del alambrado, charlaba con el matrimonio de la casa lindera. Mi vecino, llegaba del estadio de su amado Granate, ganaran, empataran o perdieran, sin enojo o triunfalismo, nos contaba a su esposa y a mi, algunos detalles de los partidos. Vivía el fútbol, con serena pasión. La diferencia con el fanatismo de mi padre debe haber sido la causa, que me hizo elegir a mi querido Lanús. Desde mis diez y ocho años (1959) hasta ahora, sigo yendo; no tan seguido; al Principado de Lanús. Pudiendo ir a platea baja, elijo subir al último escalón de la tribuna, me gusta ver el juego desde lo alto.
    En cuánto al mundial y en especial, la selección nacional,(con minúsculas) me importan absolutamente nada!!! A lo largo y ancho de mi Patria, siempre sucedieron cosas tristes, actualmente, tristes, horrorosas y vergonzosas. Me ofende, que gran parte de mi pueblo se una para festejar y no, para protestar, correctamente, contra el pisoteo de la Constitución Nacional. Muchas Gracias.

    ResponderEliminar