sábado, 5 de julio de 2014

Pensando en Bélgica

Debo ser uno de los pocos argentinos que no está mirando el partido de Argentina-Bélgica del Mundial de Fútbol. No lo hago por varios motivos. El primero es que me gusta "sentir" la ciudad en estos casos. Miro por la ventana y no veo ningún auto en la calle. Las veredas están desiertas. Todo está quieto; no hay un sólo ruido. La descripción que hace Oesterheld al comienzo de El Eternauta, apenas comienza a caer la nevada mortal, encaja perfectamente con lo que siento y veo ahora:

Aquel silencio total que de pronto había acallado todo rumor era anonadante: los mil y un ruidos que siempre se oyen en una ciudad, aún en plena noche, habian cesado por completo.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario