martes, 6 de mayo de 2014

Impresoras tridimensionales



Hasta hace poco uno podía bajar películas, textos y sonidos por internet. Ahora también resulta posible obtener objetos. Nos encaminamos hacia un futuro donde casi cualquier persona podrá "imprimir" casi cualquier cosa en la comodidad de su propio hogar, por montos cada vez más razonables....

Esto no es ciencia ficción - es una realidad de hoy. Si bien los modelos actuales tienen todavía sus defectos, y las impresiones no siempre salen bien, cada impresora 3d nueva supera a la anterior, y es muy probable que a futuro tener una en casa sea algo habitual. A continuación, fotos de dos modelos de última generación: 

Primero, el Replicator Mini de MakerBot (Precio: US$1375 en EE.UU.)



Segundo, el Cube 3d de Cubify (precio de venta: US$1399)


Makerbot tiene un sitio web, THINGIVERSE, del cual se pueden "bajar" toda clase de objetos para imprimir en 3D. Entre otros:

Una lámpara china:


Toda clase de juguetes:

Y hasta una cámara de fotos (el lente hay que comprarlo por separado):



Como se ve, el potencial de esta tecnología es enorme. El comercio mundial no será igual si millones de personas pueden crear en sus propias casas toda clase de objetos, evitando la necesidad de trasladarlos, importarlos o exportarlos.  

Los diseños en sí subirán en valor, en tanto que el costo del objeto en sí disminuirá.  Desde un punto de vista filosófico, podemos decir que las impresoras 3D tendrán el mismo efecto que el que los procesadores de texto ejercieron sobre los manuscritos:  

Antes, cuando uno tecleaba los textos con una máquina de escribir, el texto y el papel en que estaba escrito eran una misma cosa. Una carta o un libro medieval eran literalmente un objeto físico, inseparables del papel en que estaban escritos.

Con el advenimiento de las computadoras, un texto pasó a ser un documento digital, abstracto e independiente de toda impresión, y a la vez pasible de ser enviado a todo el planeta por vía digital, para ser luego impreso en toda clase de equipos. 

Así también la impresión 3D libera a los diseños de su existencia física. Ahora cualquiera puede subir un diseño que miles de personas pueden imprimir cómodamente en sus casas. 

Como otros inventos tecnológicos, la impresión 3D tiene el potencial de revolucionar nuestra vida cotidiana y cambiar aspectos esenciales de la economía del mundo.


1 comentario :

  1. Me pregunto si existirá la posibilidad de "imprimir" órganos humanos trasplantables. En tal caso que se pudiera, llegaríamos a crear un ser humano eterno....

    ResponderEliminar