domingo, 4 de mayo de 2014

Farewell to arms: el fin de la albañilería

La impresión tridimensional de objetos parece destinada a transformar todas las industrias. Se trata de una tecnología basada en principios que ya conocemos: cualquier actual de escritorio -ya se a de láser o chorro de tinta- genera dibujos y textos plasmando en la página micropuntos de tinta:



Las impresoras 3D funcionan de modo análogo, pero en lugar de imprimir texto o imagenes en una superficie plana, son capaces de instanciar un diseño tridimensional en un objeto concreto  depositando materiales especiales (plástico, fibra de vidrio, etc.) en coordenadas específicas dentro de un espacio volumétrico:


 Esto no es ciencia ficción: es una realidad, y ya está funcionando.

En Holanda, un estudio de arquitectos está utilizando una impresora 3D para fabricar bloques de un plástico especial que conformarán la primera casa impresa de ese país. La fotografía muestra la sección que ya ha sido construida, junto al diseño que aún falta por imprimir.


Una empresa china ha acelerado el proceso y ha impreso 10 casas en 24 horas. El plano es un diseño tridimensional en CAD. El proceso de impresión plasma ese diseño en bloques tridimensionales de una pasta especial de cemento reciclado y fibra de vidrio, calculando y dejando asimismo libres los espacios huecos necesarios para pasar cables y sistemas de plomería y calefacción.




Estos bloques se ensamblan luego creando la estructura tridimensional:


¿El resultado? Casas de 200 m2, generadas en horas por un proceso automático.


Por ahora son casas bastante toscas. Pero el camino es promisorio. A tener en cuenta: el costo total por vivienda creada mediante este proceso es de CINCO MIL DÓLARES. Sí, es correcto, leen bien: UNA CASA DE DOSCIENTOS METROS CUADRADOS POR CINCO MIL DOLARES.

Hace unas tres décadas, un célebre escritor de ciencia ficción predijo que en el futuro las casas se fabricarían en serie y a máquina, sin necesidad de piedra, ladrillos ni cemento, a una velocidad inaudita y a un costo irrisorio. La realidad le ha dado la razón a esa profecía de una manera contundente.

1 comentario :

  1. Esperemos que cuando se implemente en Argentina no lo hagan Sueños Compartidos..... los 5000 tendrían 10 ceros más.-

    ResponderEliminar