lunes, 14 de abril de 2014

Las interfaces del futuro serán neurales

Hace poco más de un año Barack Obama lanzó la llamada "Iniciativa BRAIN" (Brain Research through Advancing Innovative Neurotechnologies), también conocida bajo el nombre "Proyecto de Mapas de Actividad Cerebral" - cuyo objetivo es cartografiar el cerebro entero, y obtener así un mapa a nivel neuronal.





El proyecto involucrará a las agencias y organismos de investigación más importantes de ese país. Participarán, entre otros, el Allen Institute for Brain Science, el Howard Hughes Medical Institute, y la Fundación Kavli; el diseño del plan de investigación estará a cargo del un grupo de trabajo conformado por DARPA (Defense Advanced Research Projects) y la National Science Foundation.

Se calcula una inversión de unos 300 millones cada año durante los próximos diez años. Por su magnitud e importancia, y probabilidad de generar cambios disruptivos a futuro, varios analistas científicos han comparado a esta iniciativa con el Proyecto Manhattan, las misiones Apollo a la Luna, y el Proyecto para el Genoma Humano.  

Si bien se prevee que esta inciativa requerirá una década entera para rendir sus frutos, lo que vayamos aprendiendo acerca del cerebro a lo largo del camino le servirá a la industria para generar nuevas tecnologías y herramientas.  Pienso en esto cada vez que veo un aviso que pondera la resolución de la pantalla LED del último modelo de teléfono o tablet... en el futuro no tan distante, acaso dentro de unas cuantas décadas, la resolución de las pantallas será acaso un detalle accesorio - quizás a nadie le interese cuantos pixels tiene un aparato, ya que las imágenes no se proyectarán ya en ninguna pantalla, sino directamente en nuestras mentes.


INTERFACES NEURONALES

Los sistemas ya existentes son de por sí impresionantes.

Tomemos por ejemplo el proyecto BrainDriver, de la empresa AUTONOMOS de Berlín, Alemania. Se trata de un prototipo de interfaz que permite manejar un auto sin volante ni palanca alguna - únicamente con la mente.



 Un electroencefalograma portátil transmite los datos de la actividad cerebral del usuario a una computadora que la analiza y ejecuta en consecuencia los comandos "pensados". Si bien no está aún listo para funcionar en las autopistas modernas, las pruebas realizadas demostraron, que manejar un auto con el pensamiento es una realidad factible.



TABLETS Y TELÉFONOS

También Samsung se encuentra desarrollando prototipos de dispositivos que permiten controlar sus productos directamente desde el cerebro, "pensando" acciones en vez de indicarlas con el dedo en una pantalla. Los investigadores de Samsung han implementado un sistema que permite al usuario ejecutar apps, elegir contactos o canciones de una lista, y encender o apagar un Samsung Galaxy con un mero pensamiento. Por ahora no pasa de ser una "demo", pero su funcionamiento demuestra que el momento en que podamos controlar directamente nuestros sistemas digitales sin usar la voz ni las manos no está demasiado lejos.
 



Solo cabe imaginar qué prodigios nos aguardan en el futuro, cuando dentro de una década el cerebro humano haya sido cartografiado en detalle.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario