martes, 8 de abril de 2014

Visita a un cometa - la antena de Malargüe, Mendoza

La misión espacial Rosetta despertó el último 20 de enero y reactivó sus sistemas tras  una hibernación de 31 meses en el espacio. Lanzada en 2004, Rosetta ha venido acercándose durante todo este tiempo a su objetivo principal: el Cometa 67P/Churymov-Gerasimenko. 


Hacia fines de mayo, Rosetta ejecutará una maniobra final de aproximación. El encuentro entre la nave y el cometa se producirá en Agosto; comenzará entonces la toma mediciones y  fotografías para lograr un mapa del cometa, como también datos de su masa, forma y gravedad.  Con esta información los integrantes de la misión podrán elegir el mejor lugar para que Rosetta haga aterrizar en Noviembre a su compañero de viaje: la sonda Philae, de 100kg de peso, diseñada para aterrizar en la superficie congelada del cometa y aferrarse a ella con arpones y tornillos especiales para hielo. Philae será luego capaz de analizar la composición química de su helado entorno, y de tomar fotografías de altísima resolución. 



A partir de entonces, Rosetta y Philae conformarán un equipo. Rosetta seguirá al cometa, primero durante su acercamiento hacia el sol, tomando muestras y examinando los cambios que se produzcan a medida que 67P/CG comience a calentarse y derretirse hasta mediados de agosto.

La estación DS3 ubicada en Malargüe, Mendoza,
República Argentina

Curiosamente, una de las antenas utilizadas para comunicarse con la misión Rosetta es la llamada DSA 3 (Antena de Espacio Profundo nro. 3), ubicada en Malargüe, Mendoza. Inaugurada en 2012, es una de las estaciones de comunicación más modernas y sofisticadas que existen en todo el planeta. La ESA la utiliza junto a las otras dos estaciones de la ESA (DSA1 ubicada en New Norcia, Australia y DSA 2 ubicada en Cebreros, España) para comunicarse con sus misiones que se encuentran viajando a distancias millones de kilómetros de nuestro planeta.   

La misión continuará hasta entrado el año 2015. Según la ESA, Rosetta será " la primera misión diseñada para orbitar y aterrizar sobre un cometa". Compuestos de roca, hielo y polvo, el origen de los cometas se remonta a los inicios del sistema solar. Algunos científicos creen que los componentes orgánicos necesarios para el surgimiento de la vida pueden sido traídos a la Tierra por cometas que se estrellaron contra la superficie de nuestro planeta hace miles de millones de años. Es por esto que la posibilidad de estudiar un cometa con este nivel de detalle y proximidad resulta de suma importancia para conocer la evolución temprana de nuestro rincón del cosmos.

1 comentario :

  1. En Malargue se encuentra también el observatorio Pierre Auger de rayos cósmicos. Muy interesante visitarlo. http://visitantes.auger.org.ar/
    Roberto Cicari

    ResponderEliminar